AUTOR: Jesús Macías Banda

Home Autores Jesús Macías Banda

Jesús Macías Banda es originario de México, “Ombligo de la Luna”, que cuenta con 32 estados, y es residente de Ixtapaluca, “Lugar donde se moja la sal”. Padre de tres varones, pastor por 17 años en la Iglesia Odres Nuevos subordinada a la iglesia central Centros Cristianos del rey en Tlalmanalco, Estado de México.

libros publicados

Paralelo 32 La encarnación del diablo

Un aviso de Dios a la humanidad de la inminente abducción para el año 2032 registrada en cada capítulo 32 de las Sagradas Escrituras y en cada versículo 32 del Antiguo y Nuevo Testamento. Una compilación del autor Jesús Macias Banda, como testigo fiel.

La encarnación de Jesucristo, origen de la Navidad
ocho evidencias bíblicas del 24 de diciembre

Dios el Señor me cambia el nombre, para Él soy el ángel 80, me muestra que Jesucristo regresará a la Tierra con un tatuaje en su muslo (Apocalipsis 19:16) que dice “Rey de Reyes y Señor de los Señores”, muy a la moda en el tiempo final. Según Dios, para diferenciar la ley y la gracia, en junio del 2019, seis meses antes de la pandemia COVID-19, me permite ver cómo un gato atraviesa la pared de mi casa hacia otra dimensión: esto me llena de valor ante la muerte. El Espíritu me conduce a leer el libro de Hageo, donde me muestra siete evidencias bíblicas del 24 de diciembre, y una octava, la más importante: el 14 de abril es cuando es engendrado Jesús en María, y nueve meses después, 24 de diciembre, nace, exhibiendo el mes de abril como primer mes del año espiritual y principio de grandes cosas (Éxodo 12:2) para cumplir un ciclo perfecto de vida en cuerpo celestial de doscientos cincuenta y cuatro días de gestación y 32 (treinta y dos años) hasta la cruz. Con estas fechas pone como evidencia pura y única al día 24 de diciembre, nacimiento del Mesías. Conociendo los tiempos y fechas del nacimiento de Jesús, por default conoceremos la fecha del nacimiento del Anticristo, siguiendo los paralelismos que, como antítesis, desarrolla este personaje.
Como un momento sublime, El Gran Maestro me dio su nombre nuevo para la humanidad: Oled, el cual, como compromiso ante mi Señor, y Dios, publico hoy en este libro.